¿Has oído hablar de la 'copa menstrual'?

Por Javi Pacull @javipacull | Lunes, 11 de Diciembre de 2017
¿Has oído hablar de la 'copa menstrual'?

Existen múltiples métodos de higiene para hacer frente al periodo menstrual. Mientras algunas son fieles usuarias solo de toallitas, otras prefieren tampones. También hay mujeres cuyo kit de emergencia es una combinación de ambas. Sin embargo, en los últimos años han surgido dos nuevas formas para hacernos cargo de “la regla”.

Mientras la corriente extra naturalista está tratando de generar consciencia de la contaminación que provocan las toallas higiénicas y los tampones, sugiriendo apósitos de género lavables que incluso puedes personalizar con distintos estampados de tela, también hemos sido testigos del surgimiento de la copita menstrual.

Como su nombre lo indica, este producto con forma de copa sirve de recipiente para la sangre que liberamos una vez al mes. Si bien en un principio fuimos muchas las reacias a utilizarlo -por lo raro que parecía o por pensar que se podía salir o derramar-, por el "boca a boca" de otras usuarias nos fuimos dando cuenta de que antes de opinar, había que probar.

Lo concreto es que este método de higiene ofrece grandes ventajas por sobre los otros. ¡Te los contamos!

Se adaptan. Vienen en diferentes diseños, pero todas cumplen la función de retener el flujo menstrual. Dependiendo de tu edad o de si eres madre o no, existe una copa hecha para ti.

No da alergia. La copa ofrece una alternativa extra para las personas alérgicas a los materiales de toallitas y tampones.

Ofrecen mayor libertad. Mientras una toallita y/o tampón es recomendable cambiarlo cada vez que vas al baño o máximo cada 4 horas, la copita puede permanecer dentro de tu cuerpo hasta 12 horas sin ningún problema, solo depende de tu flujo.


Permite conocerse. Al usar la copa te darás cuenta de la cantidad real de tu flujo menstrual, información que puede ser relevante en caso de enfermedades, como por ejemplo la anemia.


Es compatible. La copa es 100% compatible con métodos anticonceptivos como el diafragma o anillo.


Es ecológica. Una copa bien cuidada puede durar hasta 6 años. ¿Te imaginas la cantidad de tampones y toallitas que contaminan el planeta que no estarás utilizando?


Es económica. Una copita pude bordear entre los 11 y 16 mil pesos. Si tomas en cuenta que cada mes gastas aproximadamente 5 mil pesos entre toallitas y tampones, en solo tres meses de uso ya la tendrás pagada. Si consideramos que su duración son 6 años el ahorro en plata es de $345.000 aproximadamente.


Es cómoda. Una vez que sabes cómo ponerla, esta no se siente y puedes realizar todas tus actividades con total tranquilidad.


¿Cómo elegir el tamaño ideal para ti?



Por lo general existen tres tallas. S, M y L. La primera es para las mujeres menores de 30 años que no han sido madres. Las segundas son para mujeres entre 30 y 40 o para veinteañeras que ya han tenido partos vaginales. La más grande es para mujeres mayores o con flujo muy abundante. 

Etiquetas :