Todos los detalles sobre la Boda Real de Meghan y Harry

Por Valentina Espinoza @lavalespinoza | Sabado, 19 de Mayo de 2018
 
Imagen #1

Los nuevos Duques de Sussex celebraron su amor en una espectacular ceremonia que estuvo marcada por los detalles.

1/19

Es oficial. El príncipe Harry y Meghan Markle -ahora Duquesa de Sussex- se casaron en un matrimonio real tradicional en medio de una atmósfera del siglo XXI. La boda se celebró en la capilla de St. George ubicada en el castillo de Windsor, Inglaterra. ¿Una curiosidad? Es el mismo lugar donde en 2005 se casaron el príncipe Carlos y Camila Parker.

A igual que en la boda de William y Kate en 2011 –que se realizó en la Abadía de Westminster-, esta nueva unión real estuvo marcada por la globalización. No solo fueron miles de personas las que se apostaron en las calles próximas para ver a los nuevos esposos, sino que millones más siguieron la boda por internet y publicaron sus comentarios, fotos, videos y links en redes sociales.

A medida que comenzaron a llegar los primeros asistentes, empezó un desfile de mujeres con coloridos y elegantes vestidos y sombreros por la alfombra roja que cubrió el pasillo central de la capilla (ver galería).

El vestido de Meghan Markle fue una creación de la diseñadora Claire Waight Keller, la primera mujer en ocupar el cargo de directora artística de Givenchy. Un traje blanco de mangas 3/4 y estilo ultra minimalista, que fue perfectamente complementado con la tiara de diamantes de María de Teck, abuela de la reina Isabel y esposa del rey Jorge V de Gran Bretaña e Irlanda, parte de la colección personal de la soberana. 

La novia salió del hotel Cliveden House, donde pasó las últimas noches junto a su madre, Doria Ragland.

A las 12:00 en punto, Meghan ingresó a la capilla de St. George, y posteriormente fue recibida por su suegro, el príncipe Carlos. La ceremonia religiosa fue oficiada por tres personas a la vez: el arzobispo de Canterbury (que ya bautizó a la novia en la fe anglicana a principios de marzo); el decano de Windsor, David Conner; y el obispo presidente de la Iglesia Episcopal de EEUU, y el reverendo afroamericano Michael Bruce Curry, encargado de dar el emotivo y efusivo sermón.

Las flores de la iglesia estuvieron a cargo de Philippa Craddock y las fotografías de Alexi Lubomirski. La música la puso el coro de la capilla, formado por 23 niños, así como de un grupo de gosspel y del violinista de 19 años Sheku Kanneh-Mason, elegido personalmente por Harry.

Cerca de 600 personas fueron las que llegaron hasta el lugar para ser parte del matrimonio del hijo menor de Lady Di. En la ceremonia, Meghan le prometió al príncipe amarlo, consolarlo, honrarlo y cuidarlo. 


¡Revisa la galería y revive todos los detalles!

Etiquetas :