Esta es la peor forma de terminar con alguien (un estudio lo asegura)

Por Javi Pacull @javipacull | Viernes, 29 de Septiembre de 2017
Esta es la peor forma de terminar con alguien (un estudio lo asegura)

Terminar una relación amorosa no es fácil para nadie. ¿Por qué crees que las rupturas son los temas más comunes en las letras de canciones? Justamente porque es algo que a todas las personas les ha pasado al menos una vez y se siente horrible.

Sea como sea la ruptura, en buenos o malos términos, "cambiar el chip" y asumir que ya no tendrás esa cotidianeidad con la otra persona es algo difícil de asumir. Ahora, si por alguna razón ese proceso incluye la decepción o engaño de tu pareja, el camino puede hacerse aún más cuesta arriba.

Pero así como quienes hemos pasado por eso sabemos que nadie se muere por amor, ahora también podemos saber cuál es la peor forma de ruptura amorosa, pues un estudio lo avala.

La Universidad Cornell ha concluido que la forma más dañina para finalizar una relación es que alguien te deje por otra persona. Es algo que a quienes les ha pasado, seguro podrán afirmar lo doloroso que es.

Aunque suene medio obvio, la investigación analizó a 600 personas, quienes se sometieron a diferentes pruebas para establecer el tipo de ruptura más traumática.

Una de las pruebas separaba a todos los hombres junto a dos mujeres. Al pedirle a una de ellas que eligieran a un compañero para solucionar un acertijo, los hombres sentían mayor nivel de rechazo cuando se elegía a una mujer en vez de a un hombre.

Ese resultado llevó a los investigadores a preguntarse el origen de ese sentimiento. "Esto se puede deber a que ese rechazo provoca un sentimiento de exclusión y a que el sentido de pertenencia también se ve afectado", concluyeron responsables del estudio.

De este tipos de pruebas se estableció que la peor forma de terminar una relación amorosa y la que genera mayor trauma posterior, por lo mismo más dificultad para superarlo, es que te dejen por otra/o.

Por lo mismo, al momento de estar en una relación, siempre aplica “no lo hagas al otro lo que no te gustaría que te hagan a ti”. De esa forma todo resultará más tranquilo y en caso de terminar, pasar página y recuperarnos de la pena será mucho más sencillo.

Etiquetas :