4 Enfermedades que te pueden dar si te aguantas las ganas de orinar

Por Fran Cornejo | Viernes, 26 de Enero de 2018
4 Enfermedades que te pueden dar si te aguantas las ganas de orinar

El cuerpo es sabio, y si te está indicando que debes orinar, es porque necesita eliminar lo que ya no sirve. Aunque no lo creas, demorar tu vista al baño podría causarte enfermedades insospechadas debido a que los gérmenes de la orina se quedan más tiempo del debido en la vejiga.

¿Algunas de las enfermedades más comunes? Aquí te las contamos. 

Infección urinaria

¿A quién no le ha pasado? Y sí, son lo más desagradable qie hay. Las infecciones urinarias son causadas por bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga y, en los casos más graves, se propagan a los riñones. Este tipo de infecciones es mucho más común en mujeres que hombres porque nosotras tenemos la uretra más corta y cerca del ano. Las probabilidades de contraer una infección de este tipo aumenta luego de tener relaciones sexuales y cuando se usa diafragma para el control de la natalidad. Sus síntomas más comunes son sensación de ardor al orinar, mucha urgencia al orinar aunque sólo sea una pequeña cantidad, dolor o presión en la parte baja del abdomen o la espalda, orina turbia, oscura, con sangre o mal olor, fatiga o temblores. Y ¡ojo con esto! Si presentas fiebre o escalofríos podría significar que tu infección pasó a los riñones.

Pielonefritis

Comienza como una infección urinaria, pero más tarde pasa al riñón. El grupo de mayor riesgo son mujeres embarazadas ya que el 2% de ellas puede sufrir este mal durante la gestación. Los síntomas son que lo caracterizan son: malestar intenso y repentino en los costados del abdomen, pérdida del apetito, agotamiento, fiebre alta, escalofríos y taquicardia o pulso acelerado.

Cistitis intersticial

Se gatilla cuando las paredes de la vejiga están inflamadas e irritadas. Esta inflamación puede dejar a este órgano del cuerpo con cicatrices o hacerla rígida. Lo grave es que una vejiga rígida no puede expandirse a medida que se llena de orina. En algunos casos, sus paredes pueden sangrar levemente. Los síntomas más comunes de esta enfermedad son presión, dolor y sensibilidad al tacto alrededor de la vejiga, pelvis y en el periné (el dolor aumenta a medida que se llena la vejiga y disminuye cuando se vacía), necesidad de orinar con urgencia y dolor durante el coito. Los síntomas pueden empeorar si estas en tu período o en situaciones de estrés.

Cálculos renales

Aunque las mujeres son menos propensas que los hombres a desarrollarlos, en muchos casos son consecuencia de una infección urinaria previa. Son pequeñas "masas" duras compuestas de minerales duros y sales ácidas que se forman en los riñones. Si las piedras son pequeñas tu cuerpo puede expulsarlas por el tracto urinario sin problema, sin embargo, si los cálculos son de gran tamaño, puede ser una experiencia muy dolorosa. Los síntomas pueden ser: dolor agudo y repentino en la espalda, el costado y el área de la ingle; dolor tipo cólicos en la parte inferior del abdomen y la zona de la ingle, ardor al orinar, necesidad frecuente de orinar, dolor abdominal durante la menstruación (que en ocasiones puede persistir incluso después de la menstruación), sangrado al orinar, fiebre, escalofríos, pérdida del apetito y la orina huele mal.

Ya lo sabes, ¡nunca más te aguantes! ¡Las consecuencias pueden ser muy desagradables!

Etiquetas :