7 Rituales para recibir con abundancia el 2019

Por Carol Caro @karolglam | Jueves, 13 de Diciembre de 2018
7 Rituales para recibir con abundancia el 2019

El 2018 se va y es imposible no analizar lo que nos dejó este año, ya sea bueno o malo tenemos que aceptarlo con la mejor disposición. Ahora que estamos ad portas de comenzar el 2019 es necesario que comiences a trabajar tus deseos y renovar las energías.

Aquí te dejamos algunos rituales fáciles de replicar que puedes hacer la noche del Año Nuevo ¡Toma nota!

1. Una forma muy antigua de desear suerte y prosperidad a alguien y a los suyos, es regalar nueces o monedas, símbolos de riqueza, a los niños que haya en la familia o en la casa el día de fin de año o de año nuevo.

2. Esa noche también es bueno escribir nuestros deseos con tinta roja o en papel rojo, y colocarlos en una ventana, sobre todo bajo la luz de la luna si está visible.

3. Comenzar el año nuevo con una planta espinosa (como la rosa o la buganvilla) cerca de la entrada de nuestro hogar simboliza la protección o la defensa contra las energías negativas.

4. Se cree que bailar alrededor de un árbol, al aire libre, durante la transición de un año a otro trae suerte y prosperidad.

5. Prender velas de colores: Azules para la paz, amarillas para la abundancia, rojas para el amor, verdes para la salud, blancas para la claridad y naranja para la inteligencia.

6. Llena pequeños sobres de color rojo con tres monedas doradas pueden ser chinas o no, lo importante es que sean doradas lo que puede lograr con spray. Las tres monedas simbolizan las 3 suertes: material, divina y humana. Junto a las monedas en un papel incluye en cada sobre algún buen deseo para la persona a quién se lo regalaremos. Lo cierras y ya puedes regalarlo siempre junto con una naranja.

7. Enciende una vela dorada a la que habrás rodeado de todo tipo de semillas comestibles: lentejas, garbanzos, maíz, arroz, frijoles, etc. Puedes utilizar un plato, mucho mejor si es de color rojo y colocar la vela en el centro rodeada de las semillas.

La enciendes cuando ya todos estén a la mesa y la dejas consumir totalmente. El día de Año Nuevo entierra los restos de la vela y las semillas en un macetero o en un rincón del jardín plantando encima una pequeña picea o un arbusto que se nutrirá de esas semillas.

Etiquetas :