Marcela Vacarezza, la Primera Dama de Viña: "Debo opinar y ser diplomática"

Por Carmen Pais Thomas @carmenpaisth | Viernes, 16 de Febrero de 2018
 
Imagen #1

1/4

Es una mujer reconocida por tener una opinón firme y que no teme decir lo que piensa. La llamada Primera Dama del Festival de Viña del Mar nos revela en exclusiva qué implica tener este rol y sus emociones sobre este posible último año en este papel, en caso de que la licitación del certamen no la obtenga nuevamente CHV. 


Además, como buena y reconocida fashionista, nos adelanta sobre su apuesta para la Gala y responde a quienes la tratan de antifeminista luego de la polémica vivida en Twitter. De esto y más, la guapa Marcela Vacarezza conversó con M360.


¿Qué sentirías si este fuera el último Festival del 'Rafa' (Araneda)?

-Ayyy, es difícil decirlo porque son sentimientos encontrados creo yo. Este es el octavo, y efectivamente uno se acostumbra a una cierta rutina de este mes año a año. Es como difícil imaginarse el próximo año  sin el Festival.

¿Por qué dices que son sentimientos encontrados?

-Porque si llegara a pasar esto (que este fuera el último Festival), uno se queda con la sensación de que se hizo -por la parte suya- un súper buen trabajo. Creo que han sido años en los que CHV le ha dado una categoría que no la tenía. Antes el Festival no se lo peleaban tanto entre los canales, y hoy es todo lo contrario. Y lo otro, que es súper personal -y podría decir que casero-, es que mis hijos cada vez lo están aprovechando más. Ellos partieron acompañándonos cuando la mayor tenía ocho años. Hoy tiene 16. Entonces, es un tema que -además de laboral- es súper familiar porque ellos disfrutan mucho el proceso.

¿Te gustaría que el 'Rafa' fuera una especie de Antonio Vodanovic del Festival de Viña del Mar?

-Bueno, yo creo que él tiene la ventaja de llevar ocho años, y eso hace que conozca el "teje maneje" perfecto. Es el segundo hombre que lo ha hecho durante más años y creo que lo ha hecho muy bien. Para el Festival es bueno también que tenga esta experiencia y haya trabajado en México, teniendo contactos afuera. Ojalá siguiera. Por mí, que así fuera.


¿Cómo te sientes en el rol de Primera Dama del Festival?

-(Risas) Es un nombre divertido, pero mirándolo fríamente, sí fíjate que es un rol. Además de pertenecer al ambiente y entender muchas cosas, como horarios o las presiones que se viven, hace que yo pueda entender más lo que él está pasando durante este tiempo. También he trabajado como panelista en diferentes programas comentando el Festival, lo que también me deja expuesta porque tengo que saber qué decir porque lo que hable le puede rebotar al conductor.

¿Cómo lo manejas?

-Tengo que estar súper consciente de lo que digo y lo que no, porque además sé mucha más información que la gente. Se sabe que yo sé cosas, pero no puedo decir todo.

¿Te acuerdas de alguna anécdota en especial?

-Cuando el primer año cantó Américo y hubo polémica por sus dichos, me preguntaron qué opinaba y yo no sabía nada de lo que había pasado porque estaba en el VIP. Aquí fue cuando dije, "tengo que estar más pendiente (risas)". Tengo que ver el Festival completo porque, como señora de Rafael, debo opinar y ser diplomática.

Y en tu rol de esposa, ¿cómo te toca apoyar al 'Rafa'? ¿Cómo lo contienes?

-No quiero que suene a que soy sumisa, pero son seis días súper estresantes. Por eso aprendo a respetar sus espacios. Si un día está con más tensión y quiere hablar, hablamos. Si no quiere, no lo hacemos. Antes lo tomaba de una manera más personal, después empecé a entender que no era así, porque hay una concentración en este período que hay que mantener siempre. Uno tiene que acompañar, pero acompañar un poco a disposición del tiempo que él quiera. Ahora, los últimos años de manera jocosa lo digo, soy una especie de holograma que toma forma cuando él quiere que aparezca, me entiendes? Pero la verdad no es fácil... Es saber callar cuando hay que callar y saber meterse cuando hay que meterse, y sin tomar los diferentes estados de ánimo como algo personal. Esto es fundamental.


¿Te gustaría ser alguna vez animadora de Viña?

-Yo creo que a cualquier persona le podría interesar, pero no me gustan estas preguntas porque encuentro que es faltarle el respeto a quienes están en el minuto. Creo que la Carola con Rafael hacen una pareja el descueve. Uno nunca sabe las vueltas de la vida, y por el minuto está perfecto así. Pero sí, creo que es un escenario al que pocas personas pueden llegar, y si en el minuto se diera, entretenido... un súper buen desafío. Pero no está en mi planes.

Te has transformado en una de las referentes de las últimas galas, saliendo varias veces la mejor vestida. ¿Cómo te asesoras en este proceso?

-Los últimos cinco años -incluyendo éste- prefiero dejar el vestido comprado desde el año anterior. No me complico mucho. Voy con Rafael en algún viaje que hagamos y por lo general lo adquiero en el mismo lugar siempre, en Estados Unidos. Dejo comprado el vestido y los zapatos. Súper relajado.

¿No te estresas con la preparación?

-No, nada más. Me pruebo todo lo que me gusta, Rafael me da su opinión, tomamos una decisión y lo dejo comprado. De hecho, lo tengo colgado hace cuatro meses y no me lo he probado desde ese día. ¡Espero no haber engordado!

¿Te fijas en alguna característica especial para elegir tu vestido?

-Uno tiene que ir cambiando el color, el peinado, el maquillaje. Usé dos años seguido negro -porque me encanta-, pero no puedo repetir tanto. Tienes que tener propuestas distintas. Ahora, dentro de éstas, siempre he tenido un estilo que tenga un calce cómodo, de una sola línea. No el vestido princesa o con armazón. La comodidad y sentirme bien es mi estilo. Le soy fiel.


¿Qué look te gustaría usar -pero no te atreverías- en una alfombra roja?

-Me gustaría un vestido con harta transparencia. No es que no me atreva, pero un vestido así va en el límite de lo que puede ser chabacano y no. Entonces tendría que ser uno muy bien elegido. Y lo otro es que yo creo que una ya tiene una edad para ciertas cosas (risas). Entonces, creo que ya no lo usé. Debería haber sido hace años atrás.

¿Y no le gustaría a tus hijas participar en esta Gala?

-¡Se mueren de ganas! (risas). Decían "¡Papá, pregunta si podemos ir!". Pero no, ¿Cómo lo justificas? No te puedes andar paseando con toda la familia, los expones a cosas a que no tienen que exponerse. Pero si fuera así, tendría que ir con los tres, todos o ninguno... si no, ¡me matan! (risas).

¿Qué nos podrías revelar sobre tu vestido de este año?

-No puedo decir mucho, pero es un color que no he usado nunca y de una tela que brilla más las anteriores. Esta vez, además, iré con pelo suelto.


Durante el 2017, Marcela participó como panelista en el programa de TVN 'Candidato llegó tu hora' haciendo preguntas a los candidatos presidenciales. Aquí plasmó en otra faceta su opinión fuerte, que volvió a hacer noticia luego de twittear hace unos días que nos estábamos "poniendo un poco graves" al sacar el concurso de Miss Reef, entre cosas. 

¿Cómo te sentiste en un programa político?

- Me encantó, de hecho siento que la experiencia hace que cada vez uno vaya mejorando. Partí con mucho temor, porque en este país te encasillan dentro de cierto estereotipo y la gente es bastante dura en ese sentido, pero tenía muchas ganas de hacerlo. Tuve que estudiar harto, porque tenía que tener fundamentos para plantear los temas. Lo pasé muy bien. Cada vez lo fui haciendo mejor encuentro... (risas). Me dio pena cuando terminó.

¿Te gustaría conducir un programa de  conversación en profundidad con temas de farándula?

-Me encantaría, pero la tele está pobre; está pobre económicamente y en propuestas. No hay mucho hoy en día.

¿Qué te parece la polémica por tu llamado 'tweet antifeminista' sobre el concurso Miss Reef? Hasta Pamela Jiles salió a criticarte...

-Creo que es lo más feminista que hay, depende del punto de vista que se mire. Después de toda esta batahola que se armó yo pensaba, ¿Qué pasa cuando un pololo le dice a su pareja "No te vistas con mini falda, deja de usar escote, no te muestres", y se pone celoso cuando ella lo hace? ¿Qué es eso? Eso es un machismo espantoso y una situación de poder dramática. Y creo que en esto te están diciendo lo mismo, pero te lo dicen tus pares. "No te muestres, no hagas eso...". Pero, ¿Y si tú quieres hacerlo? ¿Por qué te van a convertir en mujer objeto si tú no te sientes objeto? El respeto de la mujer va en otras cosas.


¿Crees que al ver a los hombres "aleonados" ante la "mujer objeto" en este concurso influyó en su fin?


-¿Pero el problema de quién es eso? ¡De los aleonados! Quizás estoy hablando payasadas, no sé, pero estoy dispuesta al debate y dispuesta -si es necesario- a cambiar de opinión. Creo que en esto no hay alguien que tenga la verdad absoluta. Pero que te cataloguen de anti feminista, encuentro que no. Yo no voy a decir lo que puede hacer la otra mujer, si no me gusta, no lo hago. Así de simple.

Fotos: Simón País. Producción de moda: Alina Castro. Maquillaje y pelo: Fernanda Acuña. Agradecimientos: Hotel Enjoy Viña del Mar. 

Etiquetas :