Slow Sex, el arte de un encuentro sexual "A fuego lento..."

Por Javi Pacull @javipacull | Viernes, 6 de Abril de 2018
Slow Sex, el arte de un encuentro sexual

Bien lo decía la cantante española Rosana cuando cantaba "A fuego lento tu mirada, a fuego lento tú o nada...". Así como las comidas ricas se cocinan a fuego lento, el sexo también.

De esta manera lo propone el libro 'Slow Sex, el arte y la artesanía del orgasmo femenino', de la estadounidense Nicole Daenone. La clave para un sexo satisfactorio sería lograr salirse del ritmo acelerado en el que hacemos todo y hacer cada cosa a su tiempo.

"Hacer cada cosa a la velocidad adecuada y en su tiempo justo. Saborear la experiencia en lugar de apresurarse a través de ella", es la invitación de esta autora en su texto que ha resultado ser uno de los hit literarios del último tiempo.

Sin embargo, a la escritora no le basta solo con eso. Su idea con este trabajo es conducir a las personas a tener una experiencia sexual mucho más constructiva y sensorial.

"Mi deseo es que la visión del sexo como recreativo sea reemplazado por la perspectiva de que se puede usar para la evolución personal y colectiva'.

La cosa es simple: ¡Lo rapidito pasó de moda! Es mucho mejor hacerle caso al éxito de Luis Fonsi y hacerlo "Despacito", lentito o como quieras llamarlo.

¿Cómo se practica el slow sex? Aquí te lo explicamos...

Prepara el fuego

Ya lo has escuchado. El sexo parte en la cabeza. Imagina qué te gustaría hacer y motiva a tu pareja a hacer lo mismo. Enviarse mensajes, lecturas o cartas que enciendan la pasión es una excelente medida.

Sin guiones de películas

Esa idea de la mujer u hombre excitados de solo verse sácatelo de la cabeza y déjalo para las películas. Tomarse tiempo para mirarse, moverse y tocarse, además de conectarse con la respiración de la pareja es fundamental.

Dale poder a los sentidos

Lograr desarrollar otras percepciones y no enfocarse únicamente en el orgasmo que propone el cine es vital para explorar el sexo lento. Pasarlo bien en el durante, y repartir la energía en todo el proceso que dure la relación sexual es muy importante. Si acabar no es el único objetivo el encuentro sexual será más relajado y satisfactorio, además el orgasmo llegará de forma natural.

Etiquetas :