Cindy Crawford replica una de sus portadas más icónicas 30 años después

Por Valentina Espinoza @lavalespinoza | Martes, 25 de Septiembre de 2018
 
Imagen #1

¡Revisa la galería!

1/8

En el año 1988 se lanzó la primera edición española de la revista Vogue. En esa oportunidad, la protagonista de su portada fue la supermodelo Cindy Crawford, de entonces 22 años.


Tres décadas más tarde, la maniquí del lunar sensual volvió a posar para la misma publicación, y rememoró en una entrevista el camino que la llevó a protagonizar algunos de los episodios más memorables de la cultura pop de finales del siglo XX, como sus 18 portadas en Vogue USA, la canción dedicada por Prince, el célebre anuncio para Pepsi –en el que puso de moda los jeans cortados a tijera-, el vestido rojo de Versace que llevó a la entrega de los Premios Oscar en 1991, o el retrato de Annie Leibovitz con una serpiente en los brazos.

En el artículo se desvela la razón por la cual Cindy Crawford fue elegida para aquella primera portada de la edición española, un motivo muy relacionado con su rasgo físico más característico, el lunar que al fotógrafo Eric Boman le pareció "una cualidad a lo Carmen". En la entrevista la modelo rememora aquellos días y reflexiona sobre sus comienzos, concluyendo cómo en los 90' la televisión por cable multiplicó la proyección de un oficio que "era solo un trabajo, no un estilo de vida ni nada parecido a lo que es ahora".

Además, Crawford reflexiona y compara su propia experiencia con las carreras que desarrollan actualmente sus hijos, en especial su hija Kaia Gerber, una de las modelos más activas y cotizadas del momento, afirmando que "mis consejos son básicos, que sean puntuales y profesionales [...] Sin duda Kaia y yo nos parecemos mucho, y es inevitable que me vea en ella, pero tiene su propia personalidad, se divierte, es muy abierta y si algo no le gusta no duda en decirlo. Es mucho más segura de sí misma que yo a su edad. Se ha criado viajando por el mundo mientras que yo venía de un pueblo".


Sobre el paso del tiempo y sus consecuencias, la modelo asegura que "nos juzgan demasiado por nuestro aspecto y cuando tu mundo es tan visual como el mío eso se convierte en algo doblemente estresante. Hay días que lo llevo bien y otros peor. Envejecemos, lo demás es una lucha estéril".

¡Revisa la galería con las fotografías!

Etiquetas :