7 Señales de que tienes la peor pareja sexual ¡EVER!

Por Fran Cornejo | Lunes, 26 de Febrero de 2018
7 Señales de que tienes la peor pareja sexual ¡EVER!

Es simple. A la hora de buscar un compañero(a), además de que nos quiera y nos respete, queremos que nos de placer. Si a ti no te pasa y reiteradamente intentas convencerte de que es una racha (infinita), puede que el problema sea derechamente que tu compañero sexual es nefasto.

Si luego del encuentro terminas frustrada en lugar de "satisfecha", deberías ser honesta contigo misma y pensar si realmente quieres seguir con este personaje y trabajar en lo de ustedes, o si definitivamente es hora de decir ¡Next! Nadie espera a un Dios del sexo, pero por lo menos a alguien que sea considerado. 

¿No nos crees? Los malos compañeros sexuales suelen cometer todos estos errores.

Son egoístas

Siempre hablan de su "buen desempeño" en la cama. Lo maravilloso que hizo esto o aquello y nunca te da crédito. Por lo mismo, suele buscar su propio orgasmo sin importarle si tú lo conseguiste o no. Tampoco le importa cuando tú tienes ganas de tener relaciones sexuales, no va a esforzarse. En cambio si es él quien quiere, insistirá, insistirá, insistirá...
Como buen egoísta en cualquier materia, simplemente tú y tu clímax le importan nada.

Desubicado

Dice comentarios fuera de lugar recalcando tus defectos o lo que hiciste mal en el acto, o después (porque ya sabemos que él hace todo bien), y además lo hace siempre. O te compara con su ex o con alguna otra mujer. Cualquiera de estos comentarios -u otro- que te haga sentir insegura, molesta o más frustrada de lo que tu insatisfacción te ha dejado, ¡Sal de ahí!

Flojo

Así, tal cual. No quiere cambiar de posición a una que te de más placer, no quiere ponerse arriba, no se esfuerza ni un poco para que tú llegues al orgasmo, ni nada que implique el más mínimo esfuerzo. Aunque la mayoría de estas cosas están directamente relacionadas con su egoísmo, tampoco es capaz de moverse por y para ti y tú tienes que hacer todo el trabajo sola.

No sabe dónde está el clítoris

Es cierto que no es tarea fácil, pero ¿Por qué existen hombres que sí lo saben y tu compañero no? Quizás porque no le importa. 'Ser un semental' y 'No saber donde está el clítoris' no van en la misma frase, es imposible. Si el sujeto está dispuesto a aprender y tú a enseñarle, ¡Bienvenido sea! Si no, sólo te confirma lo mal compañero sexual que es.

Es sucio

No asea su departamento, su pieza, ni su cuerpo. Nada más que decir al respecto.

Nunca te hace sexo oral

Porque por supuesto es un flojo egoísta, no le importa si a ti te gusta o te ayuda a lubricarte. No lo hará porque tiene mil excusas para no hacerlo, desde la higiene hasta su flojera, y hasta cierto punto es permitido, pero por ningún motivo le vayas a hacer el favor a él. ¡Prohibido!

Es mudo

No reconoce lo bien que lo hiciste, no te pregunta si te estas sintiendo cómoda o si estas disfrutando, no conversa sobre lo que podrían hacer mejor o cómo estuvo el encuentro que acaba de suceder. Nada. Le comieron la lengua los ratones. Y obviamente, como no habla, no está dispuesto a escucharte tampoco.

Y la solución es simple, no tienes por qué soportarlo. ¿O piensas que una pareja es para tener mal sexo?

Etiquetas :