Nos pusimos 'tech' y probamos el nuevo iPhone 8 plus

Por Valentina Espinoza @lavalespinoza | Sabado, 25 de Noviembre de 2017
Nos pusimos 'tech' y probamos el nuevo iPhone 8 plus

Existen pocas cosas tan satisfactorias como comenzar a usar  un gadget nuevo. Esa mezcla entre ansiedad y sorpresa de descubrir un nuevo producto que usamos a diario y en diferentes ámbitos de nuestra vida, y mucho más si se trata de un nuevo modelo de iPhone.

Es lo que me pasó con el nuevo iPhone 8 Plus, lanzado recientemente en Chile y el mundo. A primera vista, al ver los nuevos iPhone 8 y 8 Plus, nada parece haber cambiado demasiado.

Aunque en look son similares a sus antecesores, internamente sí presentan muchos adelantos que lo asemejan más al esperado y ultra promocionado iPhone X. Este parecido con sus antecesores se da más que nada en la apariencia frontal, ya que la tradicional cubierta trasera de metal fue sustituida por otra de cristal que habilita el uso de la carga inalámbrica (y ojo, es muy resistente).

Otra de sus grandes novedades es la incorporación de una pantalla True Tone, que adapta el tono de color a la iluminación ambiente, un potente procesador A11 Bionic de seis núcleos y algunas mejoras en la cámara dual.



Ahora, vamos por punto...

El iPhone 8 Plus sigue las mismas líneas de diseño de los modelos anteriores, salvo algunas excepciones. Su chasis interno sigue siendo de aluminio serie 7000, un material muy resistente que se utiliza habitualmente en la industria aeroespacial, y su parte trasera fue reemplazada por el uso de cristal, que permitió eliminar definitivamente las líneas de antena de la parte de atrás. Desde Apple confirman que el cristal utilizado en la parte frontal y posterior de este teléfono es el más resistente jamás usado en un smartphone.

Debajo de su pantalla únicamente encontramos el botón Inicio, que mantiene el diseño circular de los iPhone anteriores y además alberga el característico sensor de huella dactilar Touch ID. Al igual que en su versión anterior, el botón Touch ID no es pulsable, sino que es una superficie inmóvil. Al ejercer fuerza sobre el botón, este vibra como si hubieras apretado realmente un botón físico.

En la parte de atrás, en la esquina superior izquierda, está su cámara de fotos, que sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, aunque por suerte está protegida por zafiro, por lo que es imposible que se raye (el zafiro solo puede ser rayado por diamante o por otro zafiro).

Para las que suelen ser un poco "torpes" manejando su Smartphone y sufren cada vez que se les cae o entran en contacto con el agua, el nuevo iPhone 8 Plus ¡es resistente! Cuenta con certificación IP67, esto significa que puede ser sumergido a 1 metro durante un máximo de 30 minutos sin sufrir daños, ¿qué tal? Ideal para la nueva temporada de playas y piscinas que recién comienza (Ojo, la garantía no cubre los daños por agua, por lo que no deberías mojar el teléfono salvo por accidente).



En cuanto a las características de su cámara –fundamental en tiempo de redes sociales-, el iPhone 8 Plus llega con una dual con dos nuevos sensores de 12MP acompañados por una lente gran angular con apertura f/1.8 y estabilización óptica, y una lente teleobjetivo con apertura f/2.8 pero sin estabilización óptica.

La combinación de las dos cámaras permite hacer zoom óptico hasta 2x, así como utilizar el modo Retrato que debutó en el modelo del año pasado. Y es en esta modalidad fotográfica donde está una de sus mayores innovaciones: ahora incorpora incorporación de la funcionalidad Iluminación de Retratos, que permite manipular la luz cuando tomamos un retrato para crear un efecto más dramático. Esto, en cuatro estilos: Luz de estudio (ilumina la cara del sujeto como si tuviéramos un foco apuntando a la cara), luz de contorno (manipula las zonas brillantes y oscuras para resaltar las facciones de la persona.), luz de escenario (coloca a la persona sobre un fondo completamente negro) y luz de escenario (convierte esta última imagen a blanco y negro).

¿Lo mejor? Estos efectos pueden ser aplicados después de que la fotografía haya sido tomada, por lo que puedes experimentar con estos estilos y quedarte con el que más te guste.

Sin duda, un gadget que vale la pena probar y descubrir. Una travesía que nos seduce y conquista en cada lanzamiento.

¡Ya queremos conocer el próximo!

Etiquetas :